Tarta Kinder Bueno



Después de dos meses sin publicar nada os tenía que traer una receta tan deliciosa como esta. Se trata de una tarta que sabe a Kinder Bueno, a ese relleno de avellana tan rico del que están rellenas las famosas chocolatinas. Y es que todo surgió de un encargo para una cumpleañera, cuyo requisito principal era que tenía que saber lo más parecido a comerse un Kinder Bueno. Me encantan los retos, así que me puse manos a la obra.



Lo primero que tuve que hacer fue comerme unos cuantos Kinder Bueno para catarlos, por supuesto, y..ejem..averiguar cómo conseguir su sabor característico. La verdad es que no saben tanto a chocolate con leche, si no más a avellana. La cremita que llevan dentro está muy rica, así que después de varias pruebas, encontré que la combinación de pasta de avellana tostada, nata y chocolate blanco era perfecta. Tanto que es casi inevitable sentirse tentada a comérsela a cucharadas.



El bizcocho tiene un suave sabor a cacao, que si lo combinamos con el relleno de crema de avellanas y chocolate blanco y con una ganache montada de chocolate con leche obtenemos una tarta deliciosa.



La receta que os dejo más abajo os dará para una tarta tipo layer cake de 15 cm. Lo único que tenéis en cuenta es que la ganache de chocolate con leche hay que dejarla enfriar en la nevera unas horas, y si es de un día para otro casi mejor, así os montará más fácil y quedará más firme.

Tarta Kinder Bueno - Imprimir


Para 1 tarta alta de 15 cm (6-8 raciones):


Para los bizcochos de chocolate:

- 120 gr mantequilla sin sal pomada
- 200 gr azúcar blanco
- 1 huevo L
- 1 cdita extracto o pasta de vainilla
- 180 gr yogur natural
- 132 gr harina de trigo floja
- 30 gr cacao puro en polvo
- 1/2 cdita bicarbonato sódico
- 1/2 cdita levadura química 
- 1/4 cdita sal

Para el almíbar:
- 50 gr agua
- 25 gr azúcar blanco

Para la crema de chocolate blanco y avellana:

- 100 gr avellanas tostadas
- 200 gr cobertura chocolate blanco
- 140 gr nata para montar

Para la ganache montada de chocolate con leche:

- 100 gr cobertura chocolate con leche
- 200 gr nata para montar
- 25 gr mantequilla sin sal

Para la ganache de chocolate negro:

- 35 gr nata para montar 
- 25 gr cobertura chocolate negro
- 5 gr mantequilla sin sal

Para decorar:

- Barritas de Kinder Bueno


Preparación: 


1) Para preparar la ganache de chocolate con leche, ponemos la cobertura de chocolate, la mitad de la cantidad de nata (100 gr) y la mantequilla en un bol. Calentamos el contenido del bol en intervalos de 20 segundos en el microondas hasta que se funda la cobertura, mezclamos todo bien. Añadimos la nata restante y mezclamos con un túrmix o batidora de mano para que no queden grumos. Filmamos y dejamos reposar en la nevera durante unas horas o hasta el día siguiente.

2) Para hacer los bizcochos, precalentamos el horno a 175ºC con calor arriba y abajo. Forramos dos moldes de 15 cm de diámetro x 3,5 cm de alto (tipo layer cake) con papel vegetal. En un bol mezclamos la mantequilla pomada y el azúcar hasta que tenga una textura cremosa, añadimos el huevo y el extracto de vainilla. Batimos durante un par de minutos y añadimos el yogur. Tamizamos los ingredientes sólidos y los añadimos poco a poco. Mezclamos hasta que quede todo integrado. Repartimos la masa entre los moldes y horneamos durante unos 15 minutos a 175ºC. Dejamos enfríar sobre una rejilla.

3) Para hacer el almíbar, ponemos el agua y el azúcar en un cazo y dejamos que hierva durante 1 minuto, retiramos del fuego y dejamos enfriar.

4) Para hacer la crema de avellanas y chocolate blanco, ponemos las avellanas tostadas en una trituradora hasta que se convierta en pasta (si tenéis Thermomix o similar mejor que mejor). Por otro lado, fundimos la cobertura blanca junto con la nata en el microondas en intervalos de 20 segundos. Mezclamos la pasta de avellanas con la nata y la cobertura de chocolate y le damos un poco con una batidora de mano o túrmix hasta obtener una textura cremosa. Filmamos y dejamos reposar en la nevera.

5) Para hacer la ganache de chocolate negro, fundimos la cobertura de chocolate, la nata y la mantequilla en el microondas. Reservamos.

6) Sacamos la ganache de chocolate con leche de la nevera y montamos con unas varillas hasta que sea cremosa pero firme. Reservamos.

7) Para el montaje de la tarta, cortamos cada bizcocho por el medio para tener cuatro capas. Colocamos una base de bizcocho, pintamos con almíbar y rellenamos con una capa de crema de avellanas. Repetimos el proceso hasta terminar con la última capa de bizcocho. Cubrimos toda la tarta con la ganache de chocolate con leche y alisamos bien con una espátula. Guardamos un poco de ganache en una manga pastelera con una boquilla rizada para decorar.

8) Para decorar la tarta, utilizamos la ganache de chocolate negro que tendremos a unos 30ºC. Vertemos la ganache en el centro de la tarta y con una espátula vamos extendiéndola hacia los laterales para que caiga por los bordes. Decoramos con la ganache de chocolate con leche que teníamos en la manga y terminamos con trozos de Kinder Bueno.

Esta deliciosa tarta os aguanta en la nevera un par de días, si es que no os la termináis antes, porque está buenísima. Si os sobra crema de avellanas y chocolate blanco podéis utilizarla para rellenar bombones.

¡Hasta la próxima receta! Besitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario