Cupcakes de limón, fresa y chocolate blanco

miércoles, 5 de abril de 2017
Hoy os traigo unos cupcakes muy ricos cuyo bizcocho lleva limón y fresas, coronados con flores comestibles y una crema chantilly de chocolate blanco. Me encantan los colores de la primavera, así que no pude evitar decorarlos con estas flores tan bonitas.

Llevaba un tiempo buscando flores comestibles y en Internet encontraréis varias tiendas que las venden, pero estas las compré en Carrefour en la zona de ensaladas refrigeradas, donde tienen las frambuesas, etc. y se ve que las han traído hace poco.

La receta que he usado para hacer el bizcocho de los cupcakes está adaptada del bizcocho de buttermilk que Mike McCarey tiene en su curso de Tartas Esculpidas en Craftsy. Es un bizcocho muy esponjoso y muy jugoso, solo le he añadido el limón y las fresas, pero podéis usarlo como un bizcocho de vainilla normal para hacer tartas.

Las cápsulas que he utilizado en la foto son de papel rígidas, que son un poco más grandes y caras que las cápsulas normales de papel, la receta que os doy os dará para 8 cupcakes grandes o 12 normales con cápsulas de papel. Estas cápsulas son muy bonitas para ocasiones especiales.

Cupcakes de limón, fresa y chocolate blanco - Imprimir

Ingredientes para 12 cupcakes:


Para los cupcakes:

- 120 gr mantequilla pomada 
- 200 gr azúcar blanco
- 75 gr huevo
- 5 ml vinagre de manzana
- 177 ml leche entera o semidesnatada
- Ralladura de 1 limón
- 162 gr harina de trigo normal tamizada + 1 cdita rasa para las fresas
- 1/2 cdita levadura química tipo royal
- 1/2 cdita bicarbonato sódico
- Una pizca de sal fina
- 85 gr fresas 

Para el almíbar:

- 35 gr azúcar 
- 40 ml zumo de limón
- 30 ml agua

Para la crema chantilly de chocolate blanco:

- 350 ml nata para montar (min. 35% materia grasa)
- 105 gr cobertura chocolate blanco
- 21 gr miel

Para decorar:

- Flores comestibles y fresa liofilizada


Preparación: 


1) En primer lugar preparamos la mezcla de la crema chantilly de chocolate blanco, porque tiene que reposar durante horas para que esté bien fría a la hora de montarla. Podéis dejarla preparada la noche anterior. En un cazo calentamos la nata sin que hierva y le añadimos la miel y el chocolate blanco. Mezclamos hasta que se haya fundido todo el chocolate, para que quede bien mezclado yo suelo usar una batidora de mano y así eliminar todos los grumos. Vertemos en un bol, filmamos y guardamos en la nevera durante unas 8-12 horas.

2) Para preparar los cupcakes. Colocamos las cápsulas de cupcake en una bandeja (en caso de usar cápsulas de papel normales las pondremos en una bandeja con cavidades para hacer cupcakes). Pre-calentamos el horno a 175ºC con calor arriba y abajo.

3) En un vaso mezclamos la leche y el vinagre, calentamos en un microondas sin que hierva y dejamos reposar, parecerá que se corta pero es normal. 

4) Cortamos las fresas en cubitos pequeños, las ponemos en un bol y le añadimos la cucharadita de harina, esto hará que las fresas no se baje al fondo del cupcake durante el horneado.

5) En un bol aparte batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta obtener una pasta, añadimos el huevo y seguimos batiendo 2-3 minutos hasta que la mezcla blanquee. Añadimos la leche que teníamos con vinagre y la ralladura de limón, mezclamos y añadimos los ingredientes secos tamizados (harina, sal, bicarbonato y levadura química). Vertemos la masa en las cápsulas y añadimos las fresas enharinadas por encima, hundiéndola un poco con los dedos. 

6) Horneamos los cupcakes a 175ºC unos 18-20 minutos. Comprobamos con un palito que están hechos por dentro, los sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Si usamos cápsulas de papel normal tendremos que sacar los cupcakes del molde de metal transcurridos 5 minutos y dejar que se enfríen sobre una rejilla, porque si no el papel se humedece.

7) Para preparar el almíbar, mezclamos el azúcar, agua y zumo de limón en un cazo y calentamos hasta que hierva, dejamos 1 minuto hervir, retiramos del fuego y dejamos enfriar. Una vez que los cupcakes están fríos los pintamos con el almíbar con ayuda de una brocha.

8) Para montar la crema chantilly de chocolate blanco, introducimos el bol y las varillas en la nevera unos 15 minutos antes, para que estén fríos y no se corte la crema. Vertemos la crema en el bol y montamos con unas varillas a velocidad alta, tardará un poco pero hay que tener cuidado de no pasarnos porque se la crema se puede cortar. Para saber el punto comprobaremos que la crema se puede untar y se mantiene, si se escurre o vemos que se deshace es que le falta más batido.

9) Para decorar los cupcakes he usado una boquilla 2M de Wilton haciendo un rosetón desde el centro, pero podéis decorarlos como más os guste. Como toppings he usado flores comestibles y fresa liofilizada.

Estos cupcakes hay que guardarlos en la nevera y sacarlos unos 15 minutos antes de consumirlos. Como llevan nata os aguantan como mucho 2 días en refrigeración.

Besitos!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario