Matcha cheesecake

jueves, 22 de septiembre de 2016


Hoy os traigo una cheesecake que no es para todos los paladares, pero que os gustará si como yo soy amantes de té verde matcha. Aprovechando el color verde del té he querido hacer una especie de jardín dulce decorado con flores hechas con mini nubes de azúcar. La parte superior es una crema de mascarpone como la que se usa en el tiramisú y creo que combina muy bien con el sabor del té matcha, porque hace que la tarta sea más cremosa.

Dorayaki

jueves, 15 de septiembre de 2016
Si parte de vuestra infancia transcurrió durante los años 90 seguramente hayáis oído acerca de los dorayaki, aquellos pastelitos que tanto adoraba Doraemon, el gato cósmico. Aunque cuando era pequeña pensaba que eran como las conchas Codan, pues tienen una apariencia similar, ¡anda que no habré comido conchas durante los recreos en el colegio! Sin embargo, no tienen nada que ver, ni siquiera esos pastelitos rellenos de chocolate que sacó Bollycao hace exactamente 10 años. Y eso es porque los dorayaki originales no están rellenos de chocolate, nop! Están rellenos de anko o pasta dulce de judías rojas (tsubu-an).

Cómo hacer anko (pasta dulce de judías rojas)


La pasta dulce de judías se utiliza para rellenar multitud de dulces y pastelitos en Japón, China, Corea y otros países asiáticos. Puede elaborarse con diferentes tipos de judías y siguiendo distintos procesos. Una de ellas es la pasta de judías rojas o Anko, que es muy común en Japón, y que posiblemente conoceréis como el relleno de los famosos dorayaki que tanto le chiflaban a Doraemon, cuya receta podéis encontrar en esta otra entrada. Además, se utiliza para rellenar muchos de los dulces tradicionales (wagashi) que se sirven en las casas de té. 

Tarta Guinness de chocolate

jueves, 8 de septiembre de 2016

Hace unos días estábamos en casa terminando de planificar parte de nuestro viaje a Japón, mientras comíamos un trozo de una Guinness cake que hice, y entre las tiendas que vamos a visitar están las de peluches, muñecos y chuminadas varias como las del estudio de animación Ghibli, que nos encanta, así que se me ocurrió hacer unos bichillos tipo los duendes del polvo que aparecen en la película Mi vecino Totoro para decorar una tarta. Si no sabéis a qué me refiero hice una tarta esculpida de Totoro con fondant que podéis ver en esta entrada.