Vasito de Natillas de Chocolate Blanco y Oreo

martes, 22 de septiembre de 2015


Hoy traigo una receta que está dedicada a los más golosos, aquellos que siempre tenemos sitio para el postre y que, de hecho, no nos importaría tomarnos como plato principal una buena tarta. Se trata de un vasito de natillas de chocolate blanco, galleta oreo y nata montada. ¡Un postre tan sencillo de elaborar como de devorar! Podéis prepararlo por la  mañana y estará listo para la cena, y es que tiene tan buena pinta que es postre perfecto para sorprender a alguien.


La receta es para 3 vasitos tamaño yogurt, pero para ser más exactos podéis medir la cantidad que vertéis en cada vasito, así cada uno tendrá alrededor de 100 ml de natillas.

Vasito de Natillas de Chocolate Blanco y Oreo

Ingredientes: 

Para las natillas de chocolate blanco:  

- 125 ml leche
- 125 ml nata para montar 
- 30 gr azúcar blanco
- 2 yemas (50 gr aprox.)
- 5 gr fécula de maíz (maicena)
- 100 gr chocolate blanco

 

Para la nata montada:

- 125 gr nata para montar
- 6 gr azúcar

 

Para decorar:

- 50 gr galletas oreo trituradas
- Sirope de chocolate (en mi caso usé Crema de Galleta de Chocolate Mary Lee)

Preparación: 

1) Para preparar las natillas, partimos el chocolate blanco en trozos y lo colocamos dentro de un bol, para luego poder fundirlo fácilmente cuando vertamos las natillas encima.

2) Después, ponemos la fécula en un cuenco y vertemos encima 50 ml de leche para disolverla. Removemos bien con una cuchara hasta que no queden grumos. Por otro lado, vamos a calentar la nata junto con la leche restante en un cazo hasta los 90ºC y reservamos.

3) En otro bol ponemos las yemas y el azúcar, que batiremos ligeramente con unas varillas para que el azúcar quede integrado. 

4) Vertemos la mezcla de fécula y leche dentro del cazo en el que teníamos el resto de la leche y la nata, mezclamos bien y vertemos 2/3 de esta mezcla sobre las yemas y el azúcar, removiendo al mismo tiempo, para equilibrar temperaturas. Una vez que tengamos una mezcla homogénea vertemos todo de nuevo al cazo y lo ponemos a calentar a potencia media, removiendo constantemente con una espátula de silicona hasta alcanzar los 84ºC. Si no tenéis termómetro es posible que se os pueda cuajar el huevo si os pasáis de temperatura, así que cuando veáis que ha espesado y empieza a pegarse al fondo ya podéis retirarlo del fuego.

5) Una vez alcanzados los 84ºC retiramos el cazo rápidamente del fuego y escaldamos el chocolate blanco, es decir, vertemos las natillas sobre el chocolate para que se funda, sin rascar el fondo del cazo. En mi caso, puse un colador fino encima del chocolate para evitar que cayeran posibles grumitos. Removemos bien con una espátula hasta que el chocolate se haya fundido por completo. Cubrimos con film transparente y refrigeramos durante 30 minutos.



6) Por otro lado, machacamos las galletas oreo. Podeís dejar trozos o triturarlas del todo, según vuestro gusto. 

7) Para preparar la nata montada, mezclamos la nata bien fría con el azúcar y batimos hasta que se monte (podéis aromatizarla con vainilla). Ponemos la nata en una manga pastelera con boquilla rizada grande, yo usé la 1M de Wilton.

8) Finalmente, prepararemos los vasitos poniendo un poco de oreo en la base, rellenamos con las natillas, cubrimos con más oreo y rellenamos el resto del vasito con nata montada. Para decorar podemos usar sirope de chocolate, en mi caso usé crema de galleta de chocolate de Mary Lee que encontré en Carrefour en la misma sección que la Nutella. Espolvoreamos con más oreo y refrigeramos hasta el momento de servir. Aguanta hasta dos días en la nevera.



Ya os he avisado, seguro que acabaréis doblando las cantidades y así tendréis vasitos para toda la semana :P ¡Qué aproveche!

No hay comentarios:

Publicar un comentario